viernes, 5 de julio de 2019

BELLEZAS

A  NUESTRO QUERIDO TIM

!Hay tanta belleza en el Universo a la que no tenemos acceso porque no hemos aprendido a mirar y no nos permitimos pararnos para ver¡

Tú, has sido una de esas bellezas porque, sin tener nada más que a tí mismo, sabías entrar y pasearte por las almas de los que te rodeaban.
Yo tuve la suerte de ser una de esas almas a las que tocaste.

Eras especial, un bicho raro, un tonto, un loco…¿Quién sabe? como solías decir, o a lo mejor un BOBO, como te gustaba oírme decir.

Educado, sencillo, respetuoso, cariñoso, comprensivo, pero.. a tu aire, al aire de La Vida, al aire del Universo, del día a día, del lado del Amor Universal.

Yo te quería, pero tú no podías o no querías amoldarte a nuestra forma de vida, tú querías volar, vivir en un mundo libre, sin ataduras, dejando sólo que La Vida proveyera y es que la Vida puso a tus pies su naturaleza, a algunas personas que supimos verte por dentro, a tu querida perra TATI, y eso te bastó.

Como todo ser humano, tuviste tus noches oscuras, tu lucha contigo mismo y con esta sociedad que entre todos hemos configurado que no te gustaba, pero nunca te oí una queja, esas te las guardabas para trabajarlas y convertirlas en tratar de que todo fuera fenomenal y así tu respuesta a cómo te sentías, cómo estabas, cómo vivías… era siempre: “fenomenal”.

Decías que tu trabajo era poner amor en el mundo, primero en las personas a las que querías, luego al lugar en que estabas, y que también alcanzara a los alrededores y a los corazones de todos aquellos, los verdaderos locos, que gobiernan el mundo.

Después la VIda te fue quitando lo poco que tenías: tu queridísima Tati, alejó a tus mejores amigas, a tu familia, y tú decidiste aceptar e ir soltando y así llegaste a la certeza de que el cuerpo tampoco era importante y que se podía soltar y así lo decidiste, libremente. Te fuiste, pero no de cualquier manera, no con tristeza, no culpabilizando a nadie, no sin haberte despedido de esas personas y lugares que amabas.

Yo sé que fue difícil entenderte, porque eras distinto, y lo diferente es difícil de admitir porque te enfrenta a tus miedos, a tus seguridades, a tu forma de ver y vivir la vida y a tu equilibrio.

Sé que ahora dices:” todo estuvo bien”, “se hace lo que se puede”,” todo ocurre por algo y de todo se aprende”. Sé también que sembraste amor a tu alrededor, aunque ese tipo de “amor” no esté en alza porque no es de compensación es simplemente de regalo. Te lo doy, porque lo tengo, porque lo soy.

Deseamos que allí donde te encuentres sigas mandándonos ese amor y sigas cobijando con él allí por donde nos toque caminar aún por esta Tierra que, demasiadas veces, por falta de visión, la hacemos inhóspita.

Agradezco que La Vida cruzara nuestros caminos y estoy segura que los volverá a juntar. Todo ocurre como tiene que ocurrir y nada es casual sino causal. Tú, seguro que has encontrado lo que buscabas, ¡y ahora sabes que yo tenía razón y… volverás!

Un abrazo entre almas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario